La Junta retrasa las ayudas para libros a 82.000 alumnos a la espera del Gobierno

En años anteriores, la orden que las ampara salía en abril para dar tiempo a familias y centros a pedirlas antes de fin de curso. La consejería asegura que está pendiente de la asignación del ministerio para sacar la convocatoria “en breve”

A falta de escasos quince días para que termine el curso escolar (las clases acaban el 22 de junio), la Consejería de Educación aún no ha sacado la convocatoria para solicitar las ayudas a la gratuidad de los libros de texto y material escolar del próximo curso. A estas alturas del año, lo habitual era que la orden que regula estas subvenciones ya hubiera salido hace dos meses y que incluso las familias ya tuvieran atadas esas ayudas a través de los centros educativos. ¿Por qué este año todavía no se sabe nada de este asunto? La respuesta de la consejería es que “el retraso en la aprobación de los presupuestos del Estado ha motivado un retraso en esta convocatoria este curso escolar”. Sin embargo, garantiza que se va a convocar y que lo hará “en breve”, pero ni da fechas ni cifras sobre la partida que se destinará.

El pasado año, la Junta mantuvo la inversión de 9 millones de euros para este fin, y se han beneficiado este curso más de 82.000 alumnos, con unas cuantías máximas de 150 euros para los alumnos de Educación Secundaria y de 120 euros para los de Educación Primaria. De esos 9 millones, 7.715.760 euros se destinaron a los centros públicos y 1.284.240 euros a los concertados. La orden fue firmada el 5 de abril del pasado año por la exconsejera de Educación, Eva María Pérez, y publicada en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) el 25 de abril, dando un plazo de 30 días desde entonces para que los centros escolares pudieran presentar la documentación pertinente para recibir las ayudas. Es decir, a finales de mayo todo está tramitado por parte de los colegios e institutos.

Según esta última convocatoria, para ser beneficiarios, los centros educativos debían escolarizar alumnado perteneciente a familias que tengan condición legal de numerosa y alumnado procedente de familias desfavorecidas económicamente. Estas últimas, por su parte, debían presentar en la secretaria del centro la solicitud de préstamo de libros de texto en un plazo de 15 días.

Por todo ello cobra relevancia el retraso de la convocatoria de ayudas para el próximo curso, porque, o mucha prisa se da la consejería o, si mantienen los plazos de esta última orden, el actual curso habrá terminado, con lo que puede darse el caso de que las familias que se puedan beneficiar reciban las ayudas bien entrado el próximo ejercicio académico.

Preguntada por esta cuestión, la Federación Regional de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Centros Públicos (Freapa-CP) indicó ayer que la consejería no les ha comunicado todavía nada al respecto, y desconoce si se trata o no de una medida que también puede sufrir recortes. Esa mismo desconocimiento tienen los sindicatos, si bien se trata de una cuestión que no se trata en las mesas sectoriales, matizan. Lo cierto es que desde la consejería se insiste en que está pendiente de la asignación de fondos que le corresponde por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, pero que la convocatoria se va a realizar.

 

REQUISITOS Teniendo en cuenta la orden vigente para el curso actual, para la gestión y distribución de los libros de texto, los consejos escolares deben atender a que los alumnos hayan sido usuario del préstamo de libros el curso anterior, pertenecer a familias numerosas; y no superar los umbrales máximos de renta de 8.311 euros anuales para familias de un miembros, 13.538 euros para las formadas por dos miembros; 17.779 euros (3 miembros); 21.088 euros (4); 23.932 euros (5); 26.677 euros (6); 29.270 euros (7); 31.852 euros (8); y a partir del octavo miembro se añadían 2.557 euros por cada nuevo miembro computable.

Además, se especificaba que una vez cubiertas las necesidades del alumnado que cumpla los requisitos para ser usuario de los libros de texto, y siempre que existan libros sobrantes, los centros podían distribuirlos entre el resto del alumnado que haya formulado solicitud, sin que esta circunstancia le otorgue derecho a tener la condición de usuario de libros en posteriores convocatorias. En este caso, el préstamo se adjudica por orden inverso a la magnitud de la renta familiar de las familias solicitantes.

La cuestión del calendario de esta convocatoria no es baladí, ya que en los últimos años ha salido al menos dos meses antes de terminar el curso. Antes de la orden del pasado 5 de abril detallada en la información, salió la correspondiente a las ayudas para el curso 2010-2011, y lo hizo el 24 de marzo, publicándose en el DOE el 9 de abril del año 2010.

 

http://www.elperiodicoextremadura.com

6-junio-2012

Comparte este Post!

About the Author : Freapa

Imagen de perfil de Freapa

Envía un comentario

Tu dirección de email no será pública.